23 de agosto de 2007

Carta al obispo acerca de la Misa tradicional

Perdí un poco de hilo con lo de ¿Por qué quiero la Misa Tradicional?. Les quería trae a colación una de las preguntas pendientes: se trata de la carta que yo le enviaría a mi párroco para obtener movilizar o hacer eco de las inquietudes de su feligresía en torno al tema.

Adelantándome, aproveché una de las oportunidades en las cuales me encontré con uno de los dos sacerdotes de Sunchales y le pregunté cómo veía él la posibilidad de que el día de mañana en la diócesis de Rafaela (ni se me ocurrió plantear rito extraordinario para Sunchales, sería inocente), tengamos nuestra Misa Tradicional los fieles que queremos acceder a la liturgia de un modo más acorde a nuestra sensibilidad espiritual.

La respuesta fue a la vez cautelosa, más orientada a "la sensibilidad de la gente" y a "la cantidad de fieles que lo reclamen" que a argumentos como "no tiene sentido en Rafaela" o "le haría mal a la gente". En contra de mi suposición no se declaró ignorante del tema y del desafío de dar la Misa en Latín y eso me dio un impulso adicional para redactar una primera misiva corta para enviar al obispado.

Yo pondría algo como esto:

Diócesis de Rafaela
Monseñor Carlos María Franzinni

Vista la llegada del Motu Propio Summorum Pontificum, que publicara su Santidad Benedicto XVI hace unas semanas atrás, me han surgido como feligrés de la parroquia San Carlos Borromeo y como fiel de la Diócesis de Rafaela esperanzas de que el día de mañana contemos con la celebración dominical del Rito según la forma extraordinaria en alguno de los templos de la región.

Me ofrezco para esta instancia como colaborador para canalizar esfuerzos y voluntades así como interesado en contar con una celebración que espero desde hace tiempo y la cual considero será rica en frutos espirituales.

Saludo en Cristo Nuestro Señor.

Javier M Pincemin
Sunchales
Ya se que es medio tibia como misiva, tal vez la próxima sea de este tipo, pero me parece lo más adecuado para empezar a ver el tema. Voy a mandarla al obispado.

8 comentarios:

  1. Si te puedo hacer una sugerencia, revisaría lo de "la celebración dominical del Rito Tradicional".
    Creo que no vendría mal la precisión en los términos (forma extraordinaria, según el Misal promulgado por el Papa Juan XXIII en 1962, por ejemplo).

    ResponderEliminar
  2. Ahi hice el remiendo, gracias por el comentario

    ResponderEliminar
  3. Yo he asistido a algunas celebraciones en Latín y conozco a algun sacerdote joven que las lleva celebrando (1 vez a la semana). Al principio cuesta un poco seguirla pero se le pilla el truquillo rapido. Lo bueno es que si vas a otro pais y tambien se celebra en latín te sientes como en casa. ¡viva a la globalización!

    PD: recuerdos, hace tiempo que no pasaba por aca. Felicidades por el new look.

    ResponderEliminar
  4. Javier, no sé si ya la mandaste.
    Pero si no, te sugeriría que te extiendas un poco más en las razones porque lo pedís; de un modo sencillo y personal pero como cristiano laico adulto que sos... Como es un tema muy trillado -y no siempre bien-, me parece que para construir para adelante, puede ayudar el que nos expliquemos más.
    Sos un muchacho joven, y tenés tus razones que siempre es lindo conocer. Quien te dice que ayudaría a establecer un diálogo que baje las cautelas y pre-juicios de los que, tal vez por ser más viejos y haber estado en momentos más duros, podemos tenerlos.
    Estoy de acuerdo con la recomendación de Tito, y por ahí te vale ésta.

    ResponderEliminar
  5. Tenés razón Josefina, a lo mejor en la carta no esté explicado porque quiero encontrarme con la Eucaristía en el contexto del rito extraordinario, me lo tenía pensado como una segunda etapa de correo.

    ResponderEliminar
  6. Estimado Javier:

    El camino que el Santo Padre inidica es inverso al que propones con una carta al Obispo. Justamente, por el Motu Propio, el Papa los "saltea" de algún modo, porque tiene claro la gran oposición que hay en el mundo entero a la restauración de la Misa Tradicional. Eso es lo que opinamos muchos al analizar el por qué de esta medida. No hubiera sido necesaria de haberse concedido el indulto Ecclesia Dei generosamente (Cosa que no hicieron los Obispos). Si tu Obispo actúa de buena fe, te servirá la carta. Pero si revista en las filas del modernismo, como es probable por su procedencia de San Isidro, será peor el remedio que la enfermedad. Lo que haría yo es hablar con los posibles interesados y presentar una carta al párroco, aunque sea el de Sunchales. Nada de palabra, todo por escrito. Que diga que no por escrito, si está en contra.
    A propósito, una familia católica es un grupo estable, el más estable de los grupos, así que vos con tu familia tienen ese derecho y que no le pongan límites al Papa con un Nº de fieles como dicen que quiere hacer el Cardenal Bergoglio.
    Te puede servir la carta publicada en:
    http://cristiandadypatria.blogspot.com/2007/08/modelo-carta-al-prroco.html
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Al señor anónimo -o señora, no sé- lo noto algo pre-juicioso con tu obispo. Creo que en este tema, es justo en lo que tenemos que tratar de no caer; porque si no, se estropea la cosa antes de empezar. Por supuesto que si querés pedírsela al párroco... pero me parece que en tu caso fue porque lo harías en Rafaela y no en Sunchales.
    Sin mala fe -y por otro lado, no veo porqué debe tenerla el obispo si es 'modernista'- no me parece que sea un buen motivo ver el número de fieles. La tendencia hoy es a no celebrar Misas 'particulares' privadas. Y si fuesen poquísimos los que la pidiesen en Sunchales, ¿no sería una Misa privada?
    En cambio, si es en Rafaela, seguro que sería para más; e incluso, tendría más convocatoria ya que alcanzaría a más personas.

    ResponderEliminar
  8. Creo que además de verdades, hay confusión en las distintas opiniones, por eso simplemente aclaro:
    1)El Santo Padre ha dispuesto que debemos dirigirnos a los Párrocos.
    2)No dispuso que deba haber un número mínimo.
    2) la "tendencia" a que no haya Misas "privadas" no es aceptable. La Iglesia no se rige por "tendencias" (tenga en cuenta estimada hermana, que las herejías suelen comenzar como "tendencias")Ver lo que enseña al respecto Pablo VI en su Encíclica Mysterium Fidei, que tuvo que escribir cuando comenzó a negarse la renovación del Sacrificio de la Cruz, la Presencia Real y el Sacerdocio Ministerial, precisamente en los años de la reforma de la Misa.
    La Misa tradicional, codificada por San Pío V es garantía contra esas herejías.
    A Javier le aconsejo fraternalmente que se dirija como hijo de la Iglesia y según indica el Papa, al párroco donde quisieran tener la Misa tradicional, y en caso de obstáculos, proceda según lo indica el Papa, que conoce "los bueyes conque ara": Que se dirija al Obispo, y en caso de una segunda negativa u obstáculos, a ROMA.Creo que es oportuno el consejo de hacer todo por escrito, con sencillez evangélica, pero leyendo bien el documento papal y la carta aclaratoria que el Pontífice agrega.
    No creo que haya que hablar tanto. Ya está todo dicho, lo que hay que hacer es lograr la celebración de la Misa, asistir y esperar que otros amen ese rito, porque no se puede amar lo que no se conoce,y sobre todo rezar mucho por la Iglesia, a María Santísima, su Madre.
    Anónimo II

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...